La reapropiación social del común

20 05 2012

La fase actual está caracterizada por la crisis de toda la izquierda que no tiene voluntad constituyente. Vivimos en un periodo de lucha contra la crisis económica y política del capitalismo. Lucha que muestra de una forma cada vez más amplia un espíritu revolucionario. El movimiento insurreccional en los países árabes como en los países europeos se rebela contra la dictadura política de las élites corruptas o contra la dictadura político-económica de nuestras democracias de postal.  No queremos confundir las una con las otras, pero es seguro que hay aquí ya un deseo de democracia radical que traza un “común de lucha” a partir de diversos frentes. La lucha hoy se presenta de distintas formas pero está unificada en el hecho de que siempre recompone la población contra la nueva miseria y la antigua corrupción. Son luchas que se desplazan desde la indignación moral y las revueltas de la multitud hacia la organización de una resistencia permanente y la expresión de potencia constituyente; que no atacan simplemente la constitución liberal y la estructura reaccionaria de los gobiernos y los estados sino que elaboran también propuestas positivas como la renta básica, la ciudadanía global, la reapropiación social del común. En muchos aspectos la experiencia de América Latica en el último decenio del siglo XX puede ser considerada como preámbulo de estos objetivos, también para los países centrales del capitalismo más desarrollado.

¿Puede la izquierda ir más allá de la modernidad? Pero, ¿qué significa ir más allá de la modernidad? La modernidad ha sido el estado de acumulación capitalista bajo el signo de la soberanía del Estado-nación. La izquierda ha sido a menudo dependiente de este desarrollo y, por esta razón su actividad ha sido corporativa y corrupta. También ha habido, sin embargo, una izquierda que se ha movido dentro y contra el desarrollo capitalista, dentro y contra la soberanía, dentro y contra la modernidad. Nos interesan las razones de esta segunda izquierda, al menos aquellas que no han caído en desuso. Si la modernidad sufre un estado de crisis irreversible, también la práctica antimoderna, progresista en el pasado, ha perdido sus razones. Si queremos todavía hablar de las razones de la izquierda, hoy solo vale hacerlo a través de una razón altermoderna, capaz de revitalizar radicalmente el espíritu antagonista del antiguo socialismo.

Ni los instrumentos de regulación de la propiedad privada ni los del dominio de lo público pueden interpretar la necesidad de esta alternativa a la modernidad. El único terreno sobre el cual es posible activar el proceso constituyente es hoy el común –“común” concebido como la tierra y los otros recursos de los que hacemos uso, y también y sobre todo, como aquel común que es producido por el trabajo social. Este común sin embargo debe ser construido y organizado. Precisamente, de la misma manera en la que el agua no es un recurso del todo común mientras no está construida toda una red de instrumentos y dispositivos para asegurar su distribución y utilización, de la misma forma la vida social fundada sobre el común no está inmediata y necesariamente cualificada de libertad e igualdad. No sólo el acceso común sino también su gestión deben estar organizados y asegurados por la participación democrática. Por tanto, aunque por sí mismo el común no es capaz de resolver el nudo gordiano de las razones de la izquierda, sí descubre el terreno sobre el que deben ser construidas.

La izquierda debe entender que sólo una Constitución del Común (y no más la defensa de las constituciones del siglo XIX o las postbélicas) puede devolverle existencia y potencia. Las constituciones existentes, como ya hemos indicado, son constituciones de compromiso inspiradas en Yalta más que en los deseos de los combatientes antifascistas. Ellas no nos han traído justicia y libertad sino que simplemente han consolidado, a través del derecho público de la modernidad, la estructura capitalista de la sociedad. También en los Estados Unidos la izquierda sufre este mismo chantaje constitucional. Debe superarlo. Debe hacerlo para ir más allá de la trágica y periódica repetición de una izquierda en el gobierno que refinancia los bancos que han causado la crisis, que continua pagando guerras imperialistas y que es incapaz de construir un welfare digno de un gran proletariado como el estadounidense.

Hoy se requiere una constitución del común, y esta fábrica del común requiere un Príncipe. No creemos que nadie piense este principio ontológico y este dispositivo dinámico como lo pensaron Gramsci y los fundadores del socialismo. Solamente de las nuevas luchas por la constitución del común este Príncipe podrá emerger. Solamente en una asamblea constituyente gestionada por una izquierda alternativa se podrá mostrar.

23 abril 2012 · 

Antonio Negri





El pañuelo

20 05 2012

La situación de hoy me recuerda al juego del pañuelo: el pañuelo (el estado de bienestar, los servicios públicos y sociales,..) va a ser soltado; en un extremo corriendo rápido la rapiña de la propiedad (gestión) privada cuya intención es agarrar ese pañuelo y privatizar toda esa riqueza para seguir haciendo negocio con ella, ahora que su combustible se agota y el sistema financiero se atascó; al otro lado los y las productoras de esa riqueza vemos como en este juego peligra definitivamente el producto de nuestro trabajo en forma de un hurto totalmente descarado, que deterioraría drásticamente el nivel de bienestar que el pacto social había permitido y el grado de relativa libertad social que se había alcanzado; pero a su vez, cada vez más, vemos también la posibilidad de apropiarnos definitivamentede de ese pañuelo,de hacernos con nuestra producción demostrando la autonomía real de la misma y el carácter parasitario de la gestión capitalista, acabando definitivamente con la expropiación fundamental base de este sistema, e instituyendo una democracia real, es decir, una democracia económica y política (no formal, no represntativa) a través de instaurar el régimen de propiedad(gestión) común para todos los bienes de la naturaleza así como para toda la riqueza que el trabajo social produce.
De esta forma el pañuelo será por tanto, o vil y descaradamente robado, o bien reapropiado por la gran mayoría trabajadora.





El AMOR a lo otro

20 05 2012

El AMOR es componente fundamental en nuestro organizarnos políticamente hoy. Un Amor que no es amor a lo mismo, a sí mismo, a una Identidad, sino Amor a lo OTRO (devenir-otro como decía Deleuze), a lo que no es como uno mismo, a la diferencia. La característica muy importante del 15M que lo convierte en un movimiento constituyente es, a mi forma de ver, esa capacidad de apreciar, de admirar, de amar lo otro. Romper con la identidad en política tiene este significado fundamental.





soñando como un piano

15 06 2008




soñando como mil trompetas gratis / free money/dinero gratis

13 05 2008

DINERO GRATIS

Free Money /PATTI SMITH

Every night before I go to sleep
Find a ticket, win a lottery,
Scoop the pearls up from the sea
Cash them in and buy you all the things you need.

Every night before I rest my head
See those dollar bills go swirling ‘round my bed.
I know they’re stolen, but I don’t feel bad.
I take that money, buy you things you never had.

Oh, baby, it would mean so much to me,
Oh, baby, to buy you all the things you need for free.
I’ll buy you a jet plane, baby,
Get you on a higher plane to a jet stream
And take you through the stratosphere
And check out the planets there and then take you down
Deep where it’s hot, hot in Arabia, babia, then cool, cold fields of snow
And we’ll roll, dream, roll, dream, roll, roll, dream, dream.
When we dream it, when we dream it, when we dream it,
We’ll dream it, dream it for free, free money,
Free money, free money, free money, free money, free money, free money.

Every night before I go to sleep
Find a ticket, win a lottery.
Every night before I rest my head
See those dollar bills go swirling ‘round my bed.

Oh, baby, it would mean so much to me,
Baby, I know our troubles will be gone.
Oh, I know our troubles will be gone, goin’ gone
If we dream, dream, dream for free.
And when we dream it, when we dream it, when we dream it,
Let’s dream it, we’ll dream it for free, free money,
Free money, free money, free money,
Free money, free money, free money,
Free money, free money, free money,
Free money, free money, free money,
Free money, free money, free money,
Free money, free money, free money,
Free money, free money, free money,
Free money, free money, free money, free.





Tristeza y opresión

12 03 2008

Los poderes nos tienen afectandonos, es decir cumpliendo nuestro poder de ser afectado por afectos tristes, y, sin duda, existen mil maneras.
Hay dos plagas: el odio y el remordimiento. Nietzsche dirá que hay dos plagas: el hombre como enfermo, el resentimiento y la mala conciencia. El resentimiento y la mala conciencia son, al pie de la letra, lo que Spinoza llamaba el odio y el remordimiento. Se podría hacer una especie de cuadro psiquiátrico de las afecciones del odio y de las afecciones del remordimiento. Pero lo que le interesa en su manera de ver todo esto no es una psiquiatría; lo que le interesa es, evidentemente, la política. Spinoza se pregunta: ¿Qué es lo que se llama los poderes? El plantea la cuestión del poder de una manera tan ridícula: el poder se opone a la potencia; la potencia es nuestra suerte en nosotros, en cada uno, en los animales, en las cosas; pero el poder es otra cosa. Se pregunta como funciona eso: la gente toma el poder sobre otros. ¿Qué quiere decir tener el poder sobre alguien? Tener el poder sobre alguien es estar a la medida de afectarlo de tal o cual manera. Los poderes son fundamentalmente instituciones hechas para afectarnos de tristeza, funciona así y no puede funcionar más que así. Cosas como la esperanza, la recompensa y la seguridad son puestas del lado de los afectos tristes. Lo que Spinoza ha visto es el poder de Estado y el poder de la Iglesia. Él piensa que el poder de Estado y el poder de la Iglesia son fundamentalmente poderes que tienen a sus sujetos afectandolos de afectos tristes, es decir los deprime. Esta es la operación fundamental del poder, afectarnos de tristeza, lo que implica evidentemente todo un juego de compensaciones “si eres sensato, tendrás una recompensa”, por eso Spinoza pone el gusto por las decoraciones del lado de los afectos tristes, las recompensas son como una especie de compensación de una tristeza de ser fundamental.
El poder y la potencia se oponen puesto que el poder es una institución que funciona esencialmente afectándonos de afectos tristes, es decir disminuyendo nuestra potencia de actuar. Tiene necesidad de disminuir nuestra potencia de actuar para, precisamente, ejercer su poder sobre nosotros. Al contrario las potencias de liberación son, o serían aquellas que nos afectan de afectos alegres. Si estás triste es que estás oprimido, deprimido… es que se te tiene. ¿Ellos viven como los tristes y los deprimidos? Viven bajo la forma del contagio, no te soltaran. Un deprimido es una fuerza explosiva, te tiene. Es trágico, esa es la tragedia. Nietzsche ha desarrollado mucho más esta idea tan simple: el hombre del resentimiento es venenoso, su idea es avergonzarnos de la menor alegría. Spinoza no dirá que las instituciones sociales nos suministran los modelos, dirá que llenan de afecciones, una institución social es una máquina de afectos; llena tu poder de ser afectado. No se trata de ideología.

G.Deleuze





Patti Smith

16 02 2008

400px-patti_smith_copenhagen_1976.jpg

http://pattismith.net/audio/Without_Chains.mp3

 without chains

For four long years
I wasn’t a man
dreaming chained
with the lights on
in another world
a netherworld
four long years
with nothing
to say
thoughts impure
at Guantanamo Bay

now I’m learning
to walk
without chains
I’m learning
to walk
without chains
learning to walk
without chains
without chains
without chains

born in bremen
played guitar
a young apprentice
building ships
loved and married
heard the call
is attaining wisdom
a pursuit of fools
journeyed to Pakistan
to breathe the Koran
taken in custody
no reason why
then a prison camp
as an enemy
Combatant

(Chorus)

Languished in a cell
Four years and a day
Then flown home
A version of free
Chained to the floor
With eyes bound
One last humiliation
left to endure
they say I walk
strange
that may be so
its been a long time
since I walked at all

now I’m learning
to walk
without chains
to talk
without chains
to breathe
without chains
to love etc…
without chains
without chains
without chains